Virgen con el Niño

 

Esta escultura es una de las primeras que realicé. Es un verdadero bajorelieve con todas las características admirables de este tipo de arte: un juego de sombras y luces que dan origen a las formas delicadas que cambian dependiendo de la ubicación y el dis posicion mental del observador. Más allá del marco del renacimiento, el espessor afectado es bastante pequeño y esto hace que el trabajo sea menos riesgoso para la posibilidad de astillas imprevistas. La pieza de mármol es reciclada de otro uso (el mostrador de una carnicería) con el fin de hacer el trabajo de aprendiz más tranquilo en caso de errores.

Me he esforzado en hacer el trabajo moderno con la Madre sonriente y cubierta de joyas, y el niño que responde a la sonrisa en terminos más aún evidentes. La iconografía oficial les haría más bien triste y consciente de la suerte de dolor y de muerte.

En este me inspiré en Desiderio da Settignano (lugar cerca de Florencia) y su Tabernáculo del Sacramento en la basílica de San Lorenzo en Florencia

 

.